El Calentamiento Psicológico en un Partido de Fútbol

A la hora de jugar un partido de fútbol ningún entrenador se saltaría un calentamiento físico dado que sus principales funciones , entre otras, son:

– preparar al organismo para llevar a cabo una actividad más intensa

– facilitar la estimulación del sistema neuromuscular y la activación de las funciones cardiorrespiratorias

– reducir la posibilidad de padecer  lesiones musculares y/o articulares.

Ahora bien…¿¿y el calentamiento psicológico??

Muchos futbolistas después de los partidos manifiestan haber vivenciado durante el transcurso del mismo sensaciones o emociones negativas como: “me puse nervioso en  varios momentos del partido”, “no podía controlar la situación”, “era un partido poco importante”, “las decisiones del árbitro afectaron a mi juego de manera negativa”, “mandaba el balón justo dónde no era”, “fallé y me vine abajo el resto del partido”, “podría haberme esforzado más”,  “me sentía poco motivado para jugar este partido”, “me sentí muy presionado”, “tenía miedo a perder”, “no tenía confianza en mí mismo”, “me pasé el resto del partido pensando en los errores cometidos”, etc…

El calentamiento psicológico de un partido toma especial relevancia, dado que se dan situaciones muy diversas dependiendo si:

Sigue leyendo

No hay futbolista, si no hay persona

¿Cuántas veces hemos escuchado que el deporte es un gran transmisor de valores?

     Y así es, o al menos, así debería ser; pero el fútbol, nuestro deporte rey,  se ha convertido en un gran negocio donde deja poco o ningún espacio a estos valores que, durante tanto tiempo, muchos educadores- entrenadores con gran entrega y compromiso tratan de inculcar desde la base,  a pesar de las barreras que se encuentran: padres-madres, dirigentes…

     Valores como: humildad, respeto, compromiso, cooperación, responsabilidad, esfuerzo, sacrificio, superación… y  que, valga la redundancia, pierden su valor cuando algunos de los máximos responsables, los que toman las decisiones, carecen de ellos.

     En mi dedicación a la formación de entrenadores de fútbol, hago mucho hincapié en la importancia de educar y humanizar a través del deporte y  pasamos muchas horas hablando de motivación, concentración, atención, estrés, confianza, cohesión, comunicación…¿de qué estamos hablando? De variables psicológicas  que influyen directamente en el rendimiento deportivo; ¿es el futbolista quién consigue mantenerlas en su nivel adecuado? Sigue leyendo

Los Padres y el Entrenador Fútbol Base: ¡DIFÍCIL CONVIVENCIA!

     Mi experiencia a la hora de formar entrenadores que llevan equipos de fútbol base es que, en muchos casos,   manifiestan tener más problemas con los padres que con los propios jugadores, situación que les desorienta y les es difícil manejar. Por esta razón, hay entrenadores que mantienen una actitud defensiva ante los padres y  que es poco  práctica.

     Es conveniente que los entrenadores sean conscientes de que los padres, son una de las fuentes que más influyen en el entorno del deportista y por lo tanto en el éxito de los programas de fútbol base.

     El papel del entrenador en el deporte base tiene una función educativa y como tal, no deberíamos, aunque en ocasiones nos gustaría, dejar a los padres de lado sino intentar  alcanzar objetivos importantes como son: Sigue leyendo

¡PLANIFICANDO LA PRE-TEMPORADA SI! PERO… ¿Y EL ENTRENAMIENTO PSICOLÓGICO?

Acaba de comenzar la Liga de Fútbol, y ya se justifica alguna derrota a la falta de motivación, falta de concentración, de intensidad…

Es muy habitual  utilizar explicaciones psicológicas para referirse a lo que ha sucedido durante la competición o partido. A todos nos suenan explicaciones como:  ”el equipo no estaba motivado”, “bajamos la intensidad”, “perdimos la concentración”, “no pudimos con la presión”. Sin embargo, y  a pesar de todo ello, muchos equipos no tienen en su planificación de pretemporada la preparación psicológica de los jugadores.

Sigue leyendo