¿Cómo puedo saber si mi hijo-a sufre acoso?

       Desgraciadamente,  tras el último suceso  del suicidio de un menor de 11 años,  la preocupación de los padres por el acoso escolar ha aumentado significativamente. Su mayor angustia es no saber si su hija o hijo está siendo acosado y no saber qué hacer o cómo hablar con él o ella dado que, además, en esta etapa del desarrollo los adolescentes sufren profundos cambios caracterizados por una gran rebeldía, inconformismo, rudeza en el trato, deseo de intimidad,  crítica, inseguridad en sí mismo, inestabilidad emocionalaumentan  las relaciones con su grupo de iguales, disminuye la relación con los padres … todo esto, junto con otra serie de variables, hace mermar la comunicación entre padres e hijos.

     El acoso escolar se refiere a situaciones en las que uno o más alumnos-as persiguen e intimidan a otro  —víctima— a través de insultos, rumores, vejaciones, aislamiento social, motes, agresiones físicas, amenazas y coacciones… pudiendo desarrollarse a lo largo de meses e incluso años, siendo sus consecuencias ciertamente devastadoras:

     –  La víctima se siente sola, infeliz, atemorizada, pierde autoestima y la confianza en sí misma y en los demás

     –  Puede llegar a sufrir problemas de salud somática y emocional en grados variables: en algunos casos ansiedad y /o depresión…

      –  Fobia a ir al centro escolar

      –  Reacciones agresivas e intentos de suicidio

     Es  muy habitual que el adolescente víctima de acoso no cuente lo que le pasa por miedo, vergüenza, culpa… Por ello, es muy importante que los padres observéis si se dan algunos de estos síntomas: Sigue leyendo

¡¡Los deberes de los niños…horror!! ¡No ha de ser así!

Acaba de comenzar el nuevo curso escolar, y con ello las tareas que los escolares han de realizar en casa prácticamente a diario.  Los deberes, en muchos hogares, acaban siendo un motivo de conflicto y  no debería ser así.

deberes

 

Lo primero que debemos entender, es que las tareas que manda el profesorado para casa cuentan con unos objetivos, entre los que destaco:

Afianzar los conceptos impartidos en clase.

Crear un hábito de estudio  que va a ser imprescindible para la etapa educativa inmediatamente posterior, (E.S.O.).

Favorecer la autonomía y la responsabilidad.

Por ello, voy a señalar algunas pautas para que llevéis a cabo:

Sigue leyendo